SAN MARCOS

El Santo de Marcos es el día 29 de marzo. Luego de la proclamación de Constantino el Grande es cuando comienza a surgir una mayor tolerancia hacia el cristianismo, sin embargo la transición del paganismo hacia el cristianismo no se realizó de manera inmediata. Es así que San Marcos de Aretusa vivió durante un tiempo de agitación a principios del siglo IV, durante dicho tiempo el era un joven sacerdote que asumió la gran responsabilidad de poner orden dentro de los grandes conflictos religiosos. Muchos sacerdotes fueron enviados para reemplazar a los templos paganos por cristianos, sin embargo, el mejor promotor fue Marcos quien era considerado como el Príncipe de la Paz. Más tarde se estableció en la parroquia ubicada a orillas del río Estrimón, para asumir funciones más exigentes en nombre de Cristo. Es por estos deberes que sería testigo en carne propia tanto de la gloria como del dolor, pero indudablemente también fueron los que le aportaron uno de los más altos logros espirituales. Marcos no sólo mostró una gran capacidad administrativa, sino que también demostró una genuina preocupación y compasión por el pueblo en general, es así que sus atributos -propios de los santos- comienzan a hablar por él, y llega a ser conocido por su compasión, humildad y generosidad, digno comportamiento de un siervo de Dios. Gracias a sus años de dedicación, la comunidad cristiana encontró gran tranquilidad, sin embargo dicha paz se rompió cuando el Emperador Juliano, el Apóstata, sucedió al trono en el año 361, dicho emperador autorizó el regreso del paganismo. De la noche a la mañana los avances del cristianismo se vieron afectados, y el rechazo produjo una feroz persecución a los cristianos. Marcos es arrestado por una violenta multitud, quienes lo arrastraron a la calle para torturarlo sin piedad. La rabia de la turba enfurecida disminuyó al ver la fuerza de Marcos quien convenció a las multitud de que el Señor le había vuelto indestructible. Se le incluye en el santoral católico por ser uno de los grandes que sufrió y murió por Jesucristo, sin negar su fe y en todo momento llamar a los paganos para volverse de sus malos caminos.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>