SAN LEONARDO

El Santo de Leonardo es el día 30 de marzo. San Leonardo nació en Turín el 26 de octubre de 1828, fue el octavo hijo de una humilde familia. Cuando niño, junto con su hermano, ingresó al colegio de los Padres Escolapios de Savona, para la escuela primaria, intermedia y la secundaria, a lo largo de sus estudios encontró educadores que se encontraban formados en un ambiente de religiosidad basado en una catequesis seria con prácticas regulares de devoción. Es durante su adolescencia que transita por una profunda crisis tanto existencial como espiritual, razón por la cual adelanta su retorno a la familia y concluye sus estudios en Turín, inscribiéndose en dos años de filosofía. Unos meses más tarde, y gracias a una confesión general, volvió a descubrir la infinita misericordia de Dios, y es a los 17 años que Leonardo decide convertirse en sacerdote, como respuesta al gran amor de Dios. Su ordenación se llevó a cabo el 20 de septiembre de 1851, es cuando Don Bosco le conoce y le convence para aceptar el liderazgo del nuevo Oratorio de San Luis Porta Nuova, mismo que dirigió hasta el año de 1865. En dicho lugar estuvo en contacto directo con la grave problemática que afectaba a las clases sociales más pobres, visitó sus casas y esto le llevó a madurar una conciencia social más profunda, es así que comienza a centrarse de manera independiente en diferentes iniciativas relacionadas con la juventud. Los fundamentos de su método educativo en el Oratorio fueron la catequesis, la educación y las actividades recreativas. En el año de 1873, funda la Congregación de San José, cuyo ulterior objetivo era el del apostolado a una edad temprana en los jóvenes, especialmente con los más pobres y los abandonados. En Turín, florece una gran cantidad de obras y actividades caritativas que fueron promovidas por Leonardo Murialdo hasta el día de su muerte, el 30 de marzo de 1900. Se incluye en el santoral católico por su gran espiritualidad, además de la convicción sobre el amor misericordioso de Dios Padre, quien es siempre bueno, generoso y paciente, y que revela la grandeza de su inmensidad a través de la misericordia del perdón.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>